Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza
Moquegua aporta con propuestas a la Política Nacional de Personas Adultas Mayores

Es indiscutible que toda persona adulta mayor tiene derecho a una mejor calidad de vida. Es por ello que, recientemente, la Mesa de Concertación Moquegua desarrolló el Taller Virtual: “Diálogo Regional – Propuestas para la Política Nacional de las Personas Adultas Mayores”; en coordinación con el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).

Alberto Portocarrero, coordinador regional de la MCLCP Moquegua; y Rafael Silva, en representación de la MCLCP Nacional, dieron inicio al taller de consulta. Ambos resaltaron la importancia de la actividad, cuyo objetivo fue buscar garantizar el goce y ejercicio de los derechos de la persona adulta mayor.

Por su parte, Patricia Fernández, coordinadora de la Dirección General de Familia y Comunidad del MIMP, agradeció la participación de la región Moquegua en esta consulta regional.

De esta manera, representantes del sector público y sociedad civil dialogaron y alcanzaron sus propuestas respecto a los servicios que necesitan implementarse para lograr una mejor calidad de vida de las personas adultas mayores desde una mirada regional en el marco de los objetivos de la Política Nacional Multisectorial para las Personas Adultas Mayores (PNMPAM), los cuales son: Promover el buen trato de las personas adultas mayores, fortalecer el cuidado de las personas adultas mayores, asegurar servicios de salud oportunos para las personas adultas mayores, mejorar el sistema previsional, mejorar los servicios educativos que involucren el proceso de envejecimiento en estudiantes de educación básica regular, y fortalecer los espacios de participación para las personas adultas mayores.

Especialistas del MIMP explicaron los pormenores de esta Política Nacional y llevaron adelante un taller participativo, en el que se acopiaron las opiniones de los participantes respecto a cada objetivo priorizado en la PNMPAM.

De esta manera se generó un espacio de trabajo conjunto en el que; al analizar la situación y la identificación de las necesidades y demandas de este grupo poblacional, se reunieron importantes aportes, como la necesidad de trabajar en la sensibilización de los operadores de salud, asistencia y seguridad alimentaria; contar con servicios médicos especializados (médicos geriatras), así como con servicios de cobertura universal de salud; pensiones dignas; servicios de educación productiva; servicios de atención a domicilio en salud; servicios de alfabetización digital; fortalecimiento de los Centros Integrales de Atención al Adulto Mayor (CIAM), entre otros.