Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza
Consejo Regional de la Mujer de Apurímac solicita reactivación económica con enfoque de género

El 21 de octubre, en conferencia de prensa virtual, el Consejo Regional de la Mujer de Apurímac (COREM), solicitó la reactivación económica, acceso de justicia para las mujeres en la región.

Estuvieron presentes diversos medios de comunicación, así como miembros del COREM, entre ellos la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza de Apurímac, Aprodeh, Federación Regional de Mujeres, el Gobierno Regional de Apurímac, entre otros.

Se presentó un análisis de la problemática nacional, regional de la mujer, el acceso a un trabajo digno y el incremento de la violencia hacia la mujer, situación que se agudizo con la pandemia COVID-19.

En su intervención Evelin Cavero, en su calidad de past-presidenta del Consejo Regional de la Mujer, señaló que: “se debe visibilizar la construcción de propuestas políticas frente a la reactivación económica y la manera en la que se va a enfrentar los casos de violencia de género pendientes”. Agregó: “No se puede vestir a un santo desvistiendo a otro; se debe continuar con el trabajo del segundo juzgado de familia, ya que la atención a casos de violencia sigue siendo un problema tan pendiente como la falta de empleo digno para las mujeres”.

Por su parte, Marco Gamarra, coordinador regional de la MCLCP Apurímac, manifestó que uno de los principales temas dentro de este espacio es la protección a la mujer. "Además nos corresponde alzar nuestra voz por este tipo de decisiones que nos muestra indiferencia frente a desigualdad de oportunidades, entonces es necesario atender desde el estado, finalmente es importante reconocer la importancia que tienen para la familia y la sociedad", acotó.

La presentación del Memorial estuvo a cargo de Livia Marmanillo, representante de la Asociación Tarpurisunchis, quien señaló que este memorial se ha construido a base de testimonios de mujeres que trabajan en las calles, en los mercados, que trabajan de manera remota, las mujeres que trabajan en minería artesanal. "Se destaca la responsabilidad compartida que debe existir entre hombres y mujeres ya que en el caso del trabajo remoto muchas además de laborar tienen que ocuparse de la casa y la educación de los niños. Asimismo se debe garantizar la inclusión del 50% mujeres en obras públicas; actualmente ha incrementado el trabajo ambulatorio de mujeres, quienes vienen siendo criminalizadas, es decir no tienen ninguna seguridad en las calles.  

Por su parte, Karina Bueno señalo que el COREM Apurímac se opone a la conversión del segundo Juzgado de Familia a un Juzgado Laboral en la Corte Superior de Justicia de Apurímac (mediante Resolución Administrativa N°269-2020-C-PJ), pese a ser una de las regiones con más altos índices de violencia hacia la mujer y que además ya tenía una excesiva carga procesal en este tema. Los procesos de denuncia en casos de violencia contra la mujer terminan siendo largos y agotadores; y en el contexto de pandemia los casos de denuncias por violencia de género han disminuido (antes: 0.15%, durante: 0.06%, es decir solo 1 de cada 100 denuncia) por las restricciones de la cuarentena.

Frente a ello, la Defensoría del Pueblo de Apurímac ha recomendado al Consejo Ejecutivo del Poder Judicial del Perú que reevalúe la idoneidad de la medida y la posibilidad que el Segundo Juzgado de Familia se mantenga en sus funciones.

Finalmente, el COREM exigió dejar sin efecto la Resolución Administrativa N°269-2020-C-PJ, y además recomendó el fortalecimiento constante de las capacidades y la sensibilización a los operadores del sistema de justicia en temas de género.