Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza
SOBRE LA DISTRIBUCIÓN Y ENTREGA DE VÍVERES A FAMILIAS EN DISTRITOS DEL PAÍS

La Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP), como resultado del diálogo permanente con sus coordinaciones y secretarías regionales, considera importante dirigirse a las autoridades locales y a la opinión pública en general, para resaltar algunos aspectos claves que pueden ayudar a garantizar el mejor uso de los recursos públicos.

En el marco de la llegada del coronavirus al Perú y su expansión en el territorio nacional, el Gobierno peruano ha oficializado la transferencia de 213 millones 650 mil soles para que las municipalidades adquieran y distribuyan productos de primera necesidad a favor de más de 10 millones de personas vulnerables. El criterio de distribución de los fondos fue fijado según la cantidad de población de cada distrito y el número de personas en situación de pobreza y extrema pobreza.  

En ese sentido, recordamos que ese presupuesto debe ser ejecutado con la mayor transparencia, de acuerdo al marco legal vigente y la distribución de los víveres que se adquieran debe ser realizada con todas las precauciones necesarias para evitar contagios tanto entre las personas a cargo de la entrega como de las familias beneficiarias.  

Por ello, instamos a los gobiernos locales a considerar:

Coordinación con instituciones locales: En lo posible, mediante coordinaciones telefónicas, virtuales y manteniendo en todo momento las precauciones recomendadas para evitar contagios, se debe involucrar a instituciones de la localidad de reconocido prestigio, que puedan dar aportes para la mejor identificación de las y los beneficiarios así como en la composición de las canastas y los mejores canales para distribuirlas. 

Focalización transparente y territorial de hogares más pobres: Considerar herramientas que permiten conocer en qué zonas están localizadas las familias más pobres, como el Mapa de Pobreza Monetaria Provincial y Distrital 2018 elaborado por el INEI, así como otras fuentes que pueden ayudar a una ubicación de personas en situación de pobreza o que requieran con prioridad el apoyo del Estado (registros y padrones ya existentes de comerciantes de mercado, ambulantes, moto taxistas, usuarios de agua, Etc.). Estos criterios específicos a ser aplicados en función a las particularidades locales deben estar claros antes de elaborar la lista final de beneficiarios o zonas de reparto, teniendo un carácter lo más objetivo posible. 

Establecimiento de un proceso de reparto seguro: Garantizar información al detalle sobre el conjunto del proceso de entrega de canastas, desde antes que la operación de reparto comience. 

Coordinación con el Comité de Transparencia y Vigilancia de los programas sociales (CTVC): A fin de poder identificar grupos especialmente vulnerables y posibles problemas en la distribución de las canastas.

Desde la MCLCP, nos solidarizamos con todos los hogares peruanos que ven afectada su calidad de vida a consecuencia de la paralización de sus actividades económicas. Por ello, consideramos prioritario que se continúen o amplíen las medidas de protección y apoyo a quienes no tienen respaldo financiero y/o han perdido su fuente de ingresos, implementando estrategias que ayuden a identificarlos.   

Finalmente, exhortamos a las autoridades a hacer un uso responsable y transparente de estos recursos, a la ciudadanía a solidarizarnos con las personas que necesitan apoyo en nuestros vecindarios y acatar todas las medidas establecidas por el Gobierno peruano, en especial las recomendaciones de prevención para evitar contagios y preservar nuestra vida y la de nuestros seres queridos. 

Lima, 31 de marzo de 2020

Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza

Presidencia