Organización

La Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza se caracteriza por combinar criterios de organización y representación territorial con criterios de tipo sectorial e institucional. Ello se refleja en el organigrama y la composición de sus distintas instancias.

A nivel territorial, la Mesa cuenta con una instancia de ámbito nacional, 26 instancias de ámbito regional y numerosas instancias de ámbito local (provincial y distrital). También existen en las regiones Mesas que no corresponden a la delimitación política, y que articulan diversos territorios: interprovinciales, interdistritales, conales o de cuenca, constituidas así en razón a la realidad geográfica y/o socioeconómica de los territorios.

En cuanto a su composición, cada instancia de la Mesa de Concertación, nacional, regional y local, debe tener un adecuado equilibrio y debe ser  representativa de los principales actores del Estado y de la sociedad que están presentes en su ámbito.

En ese sentido no pueden faltar en ella representantes del Estado en sus distintos niveles (gobierno nacional, regional y local) y de las entidades más directamente vinculadas al quehacer del desarrollo y la inclusión social, de las organizaciones sociales, los gremios laborales y empresariales, los organismos no gubernamentales, así como representantes de las iglesias e instituciones confesionales y de los organismos cooperantes. Es importante también contar con la participación del representante de la Defensoría del Pueblo en cada ámbito.

Adicionalmente pueden incorporarse representantes de otros sectores y estamentos de la sociedad, ya que lo importante es que no quede fuera nadie que pueda contribuir a la lucha contra la pobreza y por un desarrollo humano integral.